Freidoras sin aceite: ventajas, inconvenientes y funcionamiento

Aunque a todo el mundo le suele gustar el comer comida rebozada, todo el mundo sabe que el aceite frito no es muy saludable para el cuerpo y es por ello que una gran opción para poder elaborar este tipo de platos son las freidoras sin aceite. Gracias a ellas se pueden obtener alimentos prácticamente iguales a los que se cocinarían con una sartén y aceite o con una freidora clásica, pero con muchísimo menos aceite. A continuación se presenta cómo funcionan este tipo de dispositivos y se exponen también sus ventajas y sus inconvenientes.

Cómo funcionan las freidoras sin aceite

Este tipo de herramientas de cocina son interesantes porque permiten cocinar con el mínimo de aceite. La mayoría de ellas funcionan como un horno tradicional, de los de pequeño tamaño, mediante un proceso que mezcla un aire muy caliente y una especie de grill muy rápido. Asimismo, este tipo de cocina resulta realmente sencilla, puesto que sólo se debe seleccionar tanto la temperatura como el tiempo y esperar a que los ingredientes estén listos.

Asimismo, los tiempos de cocinado cambiarán en la mayoría de los casos según el producto de que se trate, así como de la cantidad de comida que introduzcamos en la freidora. Cada alimento será interesante cocinarlo de una forma, pero por lo general este tipo de mecanismo no necesita de mucha atención, aunque tendrás que agitar un poco el contenido o añadir algo de aceite de vez en cuando.

También deberás tener en cuenta que se trata de un tipo de freidoras muy limpias, ya que ni salpican, ni sueltan humo, ni huelen mal ni nada de nada, con lo que son una opción realmente interesante para cualquier cocina. Habrá que limpiar a veces el cesto y también pasar un trapo a la freidora para dejarla perfecta, pero además estarás ahorrando muchísimo en aceite. Según los alimentos que vayas a cocinar deberás seguir algunas pautas. A continuación se presentan algunos consejos para la comida más común que vas a poder cocinar en estas freidoras.

En primer lugar las empanadillas. Éstas no quedan muy bien visualmente, pero en cambio se cocinan a la perfección y están muy buenas de sabor. Los clásicos nuggets sin duda quedan muchísimo mejor que fritos, visualmente hablando, y en cuanto a sabor estarán muy crujientes y bien cocinados.

Los muslitos de pollo se cocinarán a la perfección por fuera y por dentro, y, aunque podrían llegar a quedar más crujientes con otro tipo de freidura, sin duda son más que deliciosos y vale la pena cocinarlos así, puesto que resultan muchísimo más saludables.

Las patatas también se pueden cocinar con estas freidoras. Desde las clásicas fritas hasta las “Deluxe”, sin duda quedarán menos crujientes, pero estarán deliciosas. Eso sí, deberás consumirlas lo antes posible porque se ablandarán con mucha más facilidad que si estuvieran fritas. En cuanto a las Deluxe, son perfectas para la fritura sin aceite porque gracias a su exterior igual sabrán muy crujientes, al tiempo que quedan excelentemente cocinadas en su interior.

Fuente de la imagen: AuxiHosteleria

COMPARATIVA FREIDORAS INDUSTRIALES Y FREIDORAS SIN ACEITE

Ventajas de las freidoras sin aceite

En cuanto a las ventajas con las que cuentan este tipo de freidoras, pueden reseñarse varias. En primer lugar se trata de unos dispositivos bastante más limpios que los clásicos. Además, no habrá que limpiarla cada vez a fondo porque se utiliza mucho menos aceite. Estos dispositivos también huelen menos y sueltan menos humo con olor. Se trata de un tipo de freidoras muy prácticas, porque no te va a servir solamente para poder cocinar platos o tapas saldas, sino que además la vas a poder utilizar desde para hacer postres hasta para hacer revueltos, así como un gran número de recetas saludables.

Además, vas a poder aprender muchísimas recetas, puesto que todas las personas que eligen una de estas freidoras quedan muy contentas con el gran número de ideas de cocina que ofertan las diferentes marcas, así como con las recetas que vas a poder encontrar en sus páginas web.

Cabe destacar también que este tipo de freidoras son aptas para personas que cuidan su dieta, porque los platos que podrás cocinar tendrán muchísima menos grasa, y también menos colesterol. Asimismo, también ahorrarás muchísimo en aceite, lo cuál te permitirá ahorrar en general, ya que se trata de un producto con un precio que no es precisamente económico.

Problemas de las freidoras sin aceite

Pero, aunque se trata de un artículo realmente interesante, no todo iba a ser ventajas, y es que, las freidoras sin aceite también cuentan con bastantes inconvenientes. En primer lugar, se trata de unos dispositivos que consumen bastante más que otro tipo de freidoras, ya que la comida tarta bastante más en cocinarse. En segundo lugar, también cabe reseñar que el alimento siempre quedará menos crujiente que cuando se le fríe de forma clásica, aunque el resultado también será delicioso.

Por último, antes de adquirir una freidora con estas características tienes que saber que el precio de este tipo de artículos siempre suele ser superior al de una freidora tradicional, aunque es bastante probable que en poco tiempo lo hayas amortizado, teniendo en cuenta el precio del aceite que lograrás ahorrar.

¿Te ha sido útil esta información?
(Sé la primera persona en votar)
¡Déjanos tu comentario!