Recetas de la dieta para embarazadas con diabetes gestacional

Dieta para embarazadas con diabetes gestacional

La diabetes gestacional se define como una intolerancia a la glucosa, cuya gravedad varía y que es detectada por primera vez durante el embarazo. En Canadá, la diabetes gestacional se encuentra en de 2% a 4% de los embarazos y en Francia hasta el 6% de las mujeres embarazadas tiene diabetes gestacional. Desaparece después del parto en el 90% de los casos.

Las mujeres embarazadas con diabetes gestacional tienen que modificar su dieta y practicar actividad física para restaurar la glucosa en sangre en el rango normal.

El objetivo del tratamiento nutricional de la diabetes gestacional es que el embarazo termine con un parto sin complicaciones y el nacimiento de un bebé sano. Por tanto, debemos mantener los niveles normales de azúcar en la sangre, mientras que se consumen las calorías que son necesarias para un aumento de peso adecuado y, por lo tanto, el crecimiento adecuado del feto.

Las recomendaciones concernientes a un aumento de peso apropiado en las mujeres con diabetes gestacional son similares a las mujeres embarazadas saludables. La ganancia de peso ideal se muestra en la tabla 1 y tiene en cuenta el índice de masa corporal (IMC) de las mujeres antes del embarazo. Sin embargo, parece que las mujeres con diabetes gestacional tienen un mejor control de la glucemia con un aumento de peso menor que el que se le sugiere. No es necesario buscar una pérdida de peso durante el embarazo.

Tabla 1: Aumento de peso sugerido según el IMC antes del embarazo

IMC antes del embarazo – Aumento de peso deseable (kg)

  • ˂19.8: 12,5 a 18
  • de 19.8 a 26: 11.5 a 16
  • de 26 a 29: 7 a 11.5
  • ˃29: 7

Los requerimientos de energía durante el embarazo

La mejor dieta para ser adoptada en una diabetes gestacional todavía no está clara para los científicos. En un estudio con mujeres obesas, es decir, con un IMC por encima de 30 antes del embarazo, una restricción de las calorías totales del día a partir de 30 a 33% ha demostrado ser eficaz en la reducción de la hiperglucemia así como los niveles de triglicéridos sanguíneos. En otro estudio, una restricción de hidratos de carbono de 35 a 40% de las calorías también demostró efectos positivos sobre los niveles de glucosa de la madre.

Además, algunos estudios han demostrado un impacto positivo de una dieta de bajo índice glucémico sobre el riesgo de macrosomía (gran peso del bebé). Por el contrario, en una revisión reciente de la literatura, ni la alimentación rica en fibras ni la alimentación hipocalórica, pobre en glúcidos o la alimentación rica en grasas mono no saturadas no demostraron un efecto significativo sobre el peso del bebé al nacer. Deben realizarse otros estudios.

Las recomendaciones dietéticas en los casos de diabetes gestacional

Esta ficha sirve para dar directrices en materia de alimentación para las mujeres embarazadas con diabetes gestacional, pero no es un sustituto de una consulta con un (a) dietista entrenado (a) para desarrollar un plan de dieta personalizada.

Tomar 3 comidas y 3 meriendas al día en el caso de una diabetes gestacional

Es importante distribuir a lo largo del día las tomas de macronutrientes, principalmente los hidratos de carbono, no solo para estabilizar el azúcar en sangre, sino también porque se ha demostrado que las comidas fraccionadas disminuyen la concentración de glucosa y la insulina en la sangre.

Carbohidratos en la dieta para embarazadas

Tabla 2: Distribución de carbohidratos sugerido por el Sweet Success Program*

Comidas o meriendas: Glúcidos (g)

  • Mañana: 15 – 30
  • Merienda (por la mañana): 15 – 30
  • De mediodía: 30 – 60
  • Merienda (por la tarde): 15 – 45
  • Tarde: 45 – 60
  • Merienda (de la noche): 30
  • Resumen del día: 150 – 200

* Es necesario mantener una ingesta mínima diaria de 150-175 gramos de carbohidratos por día para evitar la producción de cetonas, perjudiciales para el cuerpo.

Tabla 3: Los grupos de alimentos en el menú

Vegetales pobres en almidón (5g de glúcidos por porción)

  • Comer verduras frescas, congeladas o enlatadas, baja en sodio.
  • Consumir 6 porciones o más al día

1 porción equivale a:

  • ½ taza de verduras cocidas (80-100 g)
  • 1 taza de verduras crudas (80-100 g)
  • 2 tazas de verduras de hoja crudas (100 g)

Proteínas (0g de glúcidos por porción)

  • Evite las carnes y seleccione los cortes de carnes magras.
  • Coma 6 o más porciones al día

1 porción equivale a:

  • 30 gramosde pescado, pollo, carne magra o queso
  • ¼ de taza (60 ml / 60 g) de queso cottage
  • 1 huevo
  • 30 gramos de frutos secos
  • ½ taza (125 ml / 130 g) de tofu
  • 2 cucharadas (30 ml / 30 g) de mantequilla de nuez

Recetas de la dieta para embarazadas

Alimentos con féculas (15g de glúcidos por porción)

Las legumbres y las verduras con almidón como las papas y batatas, maíz, guisantes, calabaza de invierno y ñame se consideran productos cerealistas. Consuma productos integrales. Limite los cereales en el almuerzo, el arroz, la pasta y las patatas instantáneas.

  • Coma siete porciones al día

1 porción equivale a:

  • 1 rebanada de pan de grano entero (30 g)
  • ½ taza (125 ml / 110 g) de puré de patata o 1 papa pequeña (150 g)
  • 1 tortilla de trigo integral 6 pulgadas (30 g)
  • ½ taza (125 ml) de leguminosas (140 g), cereales calientes (125 g), maíz (85 g) o guisantes (85 g)
  • 1/3 taza (80 g) de pasta o arroz cocido

Frutas (15 g de glúcidos por porción)

  • Consumir frutas bajas en azúcar y variar los colores. Evite los jugos de frutas.
  • Limítese a ¼ taza de frutos secos por día como máximo.
  • Consumir 2 porciones diarias

1 porción equivale a:

  • 1 manzana pequeña (100 g)
  • 17 uvas
  • ½ plátano

Productos lácteos (15 g de glúcidos por porción)

  • Elija la leche y el yogur natural. El queso está en el grupo de las proteínas.
  • Consumir de 2 a 3 porciones por día

1 porción equivale a:

  • 1 taza (250 ml) de leche 1%
  • 1 taza (250 ml) de leche de soya (soja) natural de calcio enriquecido
  • ¾ de taza (175 g) de yogur natural

Materias grasas (0 g de carbohidratos por porción)

  • Utilizar los aceites vegetales como el aceite de canola o de oliva
  • Evitar las grasas saturadas y trans leyendo las etiquetas nutricionales
  • Evitar los cuerpos grasos sólidos en temperatura ambiente tales como manteca, manteca de cerdo y mantequilla.
  • Consumir pescados grasos como el salmón o la trucha al menos 2 veces a la semana.
  • Limitar la cantidad de aceite a un máximo de 6 cucharaditas al día.

Mañana de la dieta para embarazadas

La mañana

El aporte de glúcidos del almuerzo debe limitarse a 15 – 30 g de glúcidos a causa del ciclo del cortisol y otras hormonas de contra-regulación (glucagón, hormona del crecimiento) que hacen que la glicemia esté a menudo elevada al amanecer.

En la mañana, incluir una fuente de almidón, dos fuentes de proteínas y verduras a elegir (ver menú de muestra al final de esta página). Algunas instituciones también recomiendan evitar la leche, el yogur o las frutas en el almuerzo especialmente en casos de intolerancia matinal a la glucosa.

La tarde y la noche

El aporte de glúcidos en la tarde y la noche debe ser cerca de 45 g de glúcidos.

Esto corresponde a dos porciones de alimentos ricos en almidón, las legumbres y las verduras con almidón, de dos a tres porciones de proteína, verduras en cantidad ilimitada y a su elección, una porción de la leche, yogur o fruta.

Merienda

El aporte de glúcidos de las meriendas debe girar en torno a 15 – 30 g de glúcidos provenientes de las frutas, los alimentos con féculas o los productos lácteos, además de contener una porción de proteínas y de verduras de su elección y según el nivel del hambre.

Consumir fuentes de glúcidos de bajo índice glicémico

Aunque no hay estudios que reporten efectos beneficiosos sobre el peso del bebé de una dieta baja en índice glucémico, se reconoce que favorecer los alimentos de bajo índice glicémico permite un mejor control de la glicemia.

Aquí hay una tabla con algunos ejemplos de alimentos con un índice glicémico bajo, medio y alto. Se prefieren los alimentos con un índice glicémico bajo o medio.

IG bajo (igual o inferior a 55)

Consumir más a menudo

PAN:

  • Granos enteros triturados
  • Granos pesados mezclados

CEREALES:

  • Salvado de avena

PRODUCTOS DE GRANOS:

  • Cebada
  • Bulgur
  • Pasta
  • Arroz al vapor

OTROS:

  • Patata dulce
  • Garbanzos
  • Frijoles rojos
  • Habas

Avena para embarazadas

IG Medio (56-69)

Consumir frecuentemente

PAN:

  • Trigo integral
  • Centeno
  • Pita

CEREALES:

  • Harina de avena

PRODUCTOS DE GRANOS:

  • Arroz Basmati
  • Arroz integral
  • Cuscús

OTROS:

  • Patatas blancas
  • Maíz soufflé
  • Sopa de guisante

IG alto (igual o mayor a 70)

Consumir con menos frecuencia

PAN:

  • Pan blanco
  • Rollo emperador
  • Bagel blanco

CEREALES:

  • Copos de salvado
  • Copos de maíz

PRODUCTOS DE GRANOS:

  • Arroz de grano corto

OTROS:

  • Patatas en el horno
  • Galletas

Incluir alimentos ricos en fibra

La Asociación Canadiense de Diabetes recomienda una ingesta de fibra para los diabéticos de entre 25 g y 50 g por día. Particularmente, las fibras solubles, retrasan el vaciado gástrico y, por lo tanto, ayudan a disminuir el ingreso de azúcar en la sangre.

Fibra para embarazadas

Tabla 4: Contenido de fibra de diferentes alimentos

Alimentos – Porción – Fibra (g)

Frutas

  • Manzana (con la piel) – 1 fruta grande (210 g) – 4
  • Banana – 1 fruta grande (150 g) – 2,6
  • Naranja – 1 fruta (160 g) – 7,2
  • Ciruelas pasas – 1 taza deshuesada (260 g) – 14,9

Jugo de frutas

  • Manzana, pomelo, uva – 1 taza (250 ml) – 0,3
  • Naranja – 1 taza (250 ml) – 0,8

Verduras

Cocidas

  • Judías verdes – ½ taza (71 g) – 2,1
  • Zanahorias – ½ taza en rodajas (82 g) – 2,2
  • Guisantes – ½ taza (85 g) – 5,6
  • Patata (cocinada con la piel) – 1 mediana (200 g) – 5

Crudas

  • Pepino (con la piel) – 1 medio (300 g) – 2.2
  • Lechuga – 1 taza despedazada (60 g) – 0,8
  • Tomate – 1 mediano (125g) – 1,5
  • Espinacas – 1 taza (32 g) – 0.7

Legumbres

  • Habas cocidas al horno (en lata) – 1 taza (267 g) – 14.7
  • Frijoles rojos (en lata) – 1 taza (187 g) – 12
  • Habas (en lata) – 1 taza (180 g) – 9.5
  • Lentejas, hervidas – 1 taza (210 g) – 8.9

Pan, pastas, harinas

  • Panecillo de salvado – 1 mediano (113 g) – 5.2
  • Harina de avena, cocinada – 1 taza (247 g) – 4.9
  • Pan blanco – 1 rebanada (35 g) – 0.9
  • Pan integral – 1 rebanada (35 g) – 2.6

Pastas y arroz, cocinados

  • Macarrones, blancos – 1 taza (148 g) – 1.8
  • Arroz, marrón – 1 taza (206 g) – 3.9
  • Arroz, blanco – 1 taza (167 g) – 0.7
  • Espaguetis, blancos – 1 taza (148 g) – 2.7

Nueces y semillas

  • Almendras – ½ taza (70 g) – 8.2
  • Cacahuetes – ½ taza (74 g) – 6
  • Semillas de chía – 1 cucharada (11 g) – 4.1

Suplementos de fibra

  • Psyllium o Metamucil – 1 cucharada (5 g) – 3.5
  • Salvado de trigo – 1 cucharada (4 g) – 1.6

Recetas para embarazadas

Consejos para aumentar su aporte en fibra

  • Reemplazar los granos refinados por arroz integral, pasta o pan hechos de granos enteros.
  • Añadir las lentejas o frijoles en sopas, guisos y ensaladas. Cocine un chile vegetariano.
  • Extender el hummus sobre una rebanada de pan de grano entero o galletas como un aperitivo rico en fibra.
  • Al hacer recetas de magdalenas, sustituya la harina blanca por harina de trigo integral. Añadir linaza molida o salvado de trigo o avena.
  • Añadir salvado de trigo o avena, semillas de lino o de chía a yogures y compotas.
  • Agregar los frijoles de soya (soja) en sopas, salteados o ensaladas
  • De merienda, comer un puñado de nueces.
  • Leer las etiquetas de los alimentos y elegir panes, panecillos, pitas, tortillas y galletas que contengan de 2 a 4 gramos de fibra por porción.

Limitar el consumo de azúcares simples

Los alimentos ricos en azúcares simples contienen muy pocos nutrientes y, además, eleva la glicemia rápidamente.

Las principales fuentes de azúcares simples son: azúcar blanco, azúcar en bruto, azúcar moreno, jarabe de arce, jarabe de maíz, miel, melaza, mermeladas, jaleas, chocolate y avellanas (Nutella TM), caramelos, croissant de chocolate, pasteles, chocolate, cereales azucarados, barras de cereales (granola), donuts, magdalenas, galletas, dulces, salsa barbacoa, salsa de tomate, pepinillos dulces, chocolate con leche, yogur con frutas, leche, helado(vainilla, chocolate, fresa), bebidas de soja, jugos de frutas (con o sin azúcar añadido), compota de frutas dulces, frutas enlatadas en jugos azucarados, licores (aperitivos), vino (frío), refrescos.

Incluir una fuente de proteína en cada comida

Las proteínas se absorben más lentamente que otros macronutrientes, tales como carbohidratos o lípidos. Por lo tanto, proporcionan al organismo un suministro constante de energía por lo que es un nutriente que no debe ser descuidado en cada comida y en cada merienda también. Como se observa en la Tabla 3, las buenas fuentes de proteínas son las carnes, aves, pescados, mariscos, huevos, productos lácteos y sustitutos, legumbres, tofu, nueces y mantequilla de maní natural.

Los edulcorantes

Es recomendable evitar la sacarina y los ciclamatos en el embarazo y la lactancia. El acesulfame-K, aspartamo y sucralosa pueden ser consumidos con moderación (máximo 1-2 porciones por día).

Después del parto

Tenga en cuenta que la lactancia materna mejora el azúcar en la sangre de la madre lo que puede ser un criterio importante en la decisión de amamantar o no. Las mujeres diagnosticadas con diabetes gestacional tienen un mayor riesgo de prediabetes y la diabetes tipo 2 dentro de cinco a diez años después del nacimiento de su hijo. Es recomendable para las mujeres que tienen diabetes gestacional realizar un test de HGPO (hiperglicemia oral provocada) dentro de los seis meses después del parto, así como una prueba de detección para la diabetes tipo 2 con regularidad a partir de entonces. Desafortunadamente, la tasa de detección actual de la diabetes después del parto es baja. Los hijos de las mujeres con diabetes gestacional tienen también un mayor riesgo de obesidad y diabetes tipo 2. Las mujeres que padecieron de diabetes gestacional pueden reducir los riesgos de desarrollar diabetes tipo 2 efectuando las siguientes reglas post parto y manteniendo un estilo de vida sano.

Menú tipo en caso de diabetes gestacional

Desayuno

Omelette:

  • 1 huevo
  • 50 g de queso
  • Las verduras de su elección
  • 1 rebanada (30 g) de pan tostado
  • 1 cucharadita (5 ml) de margarina

Merienda

  • ½ plátano + 30 g de almendras

Comida

Arroz con pollo y verduras:

  • 1/2 taza (125 ml) de arroz integral cocido
  • 1 taza (250 ml) de verduras (tomates, brócoli, habichuelas) cocidas en 1 cucharada (15 ml) de aceite de oliva
  • Pollo (90 g)
  • ½ taza (125 ml / 75 g) a 1 taza (250 ml / 150 g) de fresas frescas

Merienda

  • 1 pequeño panecillo de salvado de avena y frutos secos hecho en casa

Cena

  • Sopa de verduras y lentejas (1/2 taza (125 ml / 105 g) cocidas)
  • Filete de salmón al horno (60 g)

Ensalada de espinaca:

  • 1 taza (250 ml / 60 g) de espinacas
  • ½ cucharada (7,5 ml) de vinagre de sidra
  • 1 cucharadita (5 ml) de aceite de oliva
  • 1 papa pequeña cocinada al horno (140 g)

Merienda de la noche

  • Yogur natural griego (100 g) con 1 cucharada (15 ml) psyllium
¿Te ha sido útil esta información?
(Valorado con +2 por 1 usuarios)
¡Déjanos tu comentario!