Dieta para embarazadas

Foto de dietas para embarazadas

De principio a fin del embarazo es esencial la eliminación de ciertos alimentos. Nuestro portal le ayuda a seguir una dieta equilibrada y adaptada a sus necesidades durante el embarazo.

La dieta de la mujer embarazada: comer dos veces mejor

Aunque no se trata de comer como dos, es inútil y peligroso restringirse, incluso en las primeras semanas de embarazo, cuando el embrión mide tan solo unos milímetros. Es durante este período que la madre acumula reservas de grasas, proteínas y hierro en su cuerpo. Después del segundo trimestre, el feto se nutre de esas reservas y crece aún más rápidamente. Comer bien durante el embarazo ayuda a cumplir mejor con los cambios físicos y emocionales en los nueve meses de embarazo, y a soportar más fácilmente la fatiga de después del parto y las limitaciones de la lactancia materna. Los cinco grupos de alimentos (carne-pescado-huevos, pan y almidones, grasas, productos lácteos, verduras y frutas) tienen una función específica y son necesarios para nuestra forma. No elimine uno de estos. Hacer al menos cuatro comidas al día ayuda a distribuir uniformemente los aportes y evita la hipoglicemia (descenso en los niveles de azúcar en la sangre), común en las futuras madres.

Régimen alimentario de la mujer embarazada: los primeros 2 meses

Los cambios físicos son imperceptibles para no estar en secreto. Sus pechos están tensos y algunos señalan una pequeña hinchazón del vientre. La fatiga y las náuseas ya están ahí, pero se pueden arreglar.

Frutas y verduras, las vitaminas durante el embarazo en abundancia

Lo ideal es comer cinco porciones al día, no menos. Por ejemplo, si incluye en su menú de la mañana una naranja, los vegetales crudos y las fresas para el desayuno, verduras cocidas y una manzana para la cena, ¡sería genial! Las frutas y las verduras contienen fibra y una amplia gama de vitaminas y minerales esenciales. Ellos son la principal fuente de vitamina C, tan necesaria que solo se puede almacenar en el cuerpo en cantidades pequeñas. Entre otras cualidades, ayuda al cuerpo a fijar el hierro contenido en los alimentos vegetales. Así que si usted come cereal en la mañana, acompáñelos de un kiwi, muy rico en vitamina C. ¿Las lentejas de mediodía? Acompáñelas con las fresas para el postre. Disfrute de las frutas y verduras nuevas inundan los mercados en el mes de mayo: las zanahorias, los nabos, las ensaladas verdes…, las fresas, las cerezas, los melones… Sus vitaminas son frágiles porque solubles en agua y le temen al calor. No los almacene en casa y preferiblemente cocínelos al vapor.

El ácido fólico durante el embarazo

Una de las características del desarrollo del feto es su prodigiosa multiplicación celular. Al final del segundo mes de embarazo, cuando se ha completado el proceso de organogénesis, todos sus órganos vitales ya se encuentran formados. El folato (ácido fólico o vitamina B9) juega un papel central. De hecho, una deficiencia de vitamina B9 antes de la concepción y durante el inicio del embarazo puede ser responsable de una anomalía afortunadamente rara del tubo neural (espina bífida), esta parte del embrión que dará paso a la médula espinal. Consuma alimentos que contengan ácido fólico: vegetales de hojas son los más ricos (brócoli, lechuga, espinaca), las legumbres, el germen de trigo, los huevos, los quesos y algunas frutas como el melón y el lichi. En Francia, a las mujeres con antecedentes de cierre anormal del tubo neural durante un embarazo anterior se les suplementa la vitamina B9.

Es hora de luchar contra las náuseas

En el hit parade de las dolencias menores del embarazo, ocupan el primer lugar. Se producen principalmente en la mañana, en ayunas y, a veces, duran hasta el final del primer trimestre del embarazo.

  • Mantener en su mesa de noche galletas o tostadas y picar antes de poner un pie en el suelo. Mejor, haga que le sirvan un abundante desayuno en la cama Levántese solo quince minutos después de completarlo.
  • Divida sus comidas (cuatro al día por lo menos) para no tener el estómago vacío. Estas tendrán la ventaja de ser más ligeras y más fácil de digerir.
  • Evite las comidas pesadas, picantes o grasas. Opte por platos sencillos (carne a la parrilla, pescado cocido, purés, frutas).
  • Si los olores de la cocina le provocan náuseas, opte por platos fríos, sin olor.
  • Beber un par de sorbos de agua con gas o Coca antes o después de las comidas.
  • En algunos casos, el jugo de limón añadido al agua hace maravillas. El jengibre también puede tener los mismos efectos. Sin embargo, se recomienda no consumir más de 2 gramos por día si es seco y 10 gramos si es fresco.

Régimen alimentario de la mujer embarazada: el 3er mes

Régimen alimentario de la mujer embarazada: el 3er mes

Sin sufrir cambios drásticos, su modo de vida se modifica. Las buenas resoluciones son a menudo el programa: comer mejor durante su embarazo, dormir más, dejar de fumar para aquellas que aún no lo hayan hecho…

La carne y el pescado, los ladrillos para construir el bebé

Las proteínas animales son necesarias para el mantenimiento y el buen funcionamiento del cuerpo, proporcionando los bloques de construcción (aminoácidos) necesarios para la construcción y la renovación de los tejidos. En esto radica su importancia. También participan en el desarrollo del útero y de la masa sanguínea, fabricando los huesos y los músculos del bebé. Varíe las fuentes, cada una con sus propios intereses.

La carne (especialmente la carne roja), el pollo y el jamón contienen hierro. El pescado contiene los oligoelementos necesarios para el embarazo como el yodo y el selenio; y los más grasosos, como la caballa, contienen una grasa muy útil para el desarrollo del cerebro del bebé. Los huevos son también una buena fuente de vitamina A y de vitamina D, importantes durante el embarazo, y el queso es muy rico en calcio. Una o dos porciones por día de proteína animal (a completar por los productos lácteos) son suficientes para cubrir todas sus necesidades.

Este es el momento… para equilibrar su almuerzo en el comedor del trabajo

Si está embarazada en el trabajo, es probable que usted almuerce en el comedor de su centro. En general, ahí nos encontramos con una gama bastante amplia de platos, es fácil prepararse un menú equilibrado durante su embarazo.

  • Para empezar, opte por las verduras.
  • Para el plato principal, elija carne a la parrilla o pescado. Combine las verduras cocidas con los almidones. Coma pan si no le gustan los almidones.

Régimen alimentario de la mujer embarazada: el 4to mes

Sus pechos florecen y se hincha el vientre. Para la mayoría de ustedes, las dolencias menores del embarazo han desaparecido. Aproveche la oportunidad de redescubrir gradualmente el placer de comer.

Granos y almidones, la energía en el plato

Patatas, pan, pastas, arroz, sémola, cereales y legumbres son excelentes fuentes de hidratos de carbono. Estos últimos sacian los grandes apetitos y son asimilados lentamente durante la digestión. Embarazada, la fatiga ha terminado, ¡hola energía! Lo cual no es el caso cuando flaqueamos ante los azúcares simples como los dulces, los refrescos y otros dulces que provocan un rápido aumento en los niveles de azúcar en la sangre y se absorben rápidamente. Poco tiempo después, la fatiga y los antojos regresan al galope… Siéntase libre de asociar en una misma comida los almidones y las verduras, por ejemplo, arroz y tomates, patatas y ensalada verde, judías blancas y habichuelas. El feto en desarrollo utiliza la glucosa contenida en los carbohidratos para proporcionar la mayor parte de sus necesidades energéticas.

¿Dónde encontrar el hierro?

El hierro durante el embarazo es esencial para la formación de células sanguíneas. Una deficiencia de este al inicio del embarazo (frecuente) predispone a la madre a padecer de anemia. Entre las personas en situación de riesgo se encuentran: las adolescentes, las mujeres con embarazos poco espaciados, las que esperan gemelos. En todos estos casos, un suplemento de hierro puede ser recetado por el médico en forma de comprimidos o ampollas. De lo contrario, el contenido de hierro en los alimentos es suficiente para proporcionar la dosis diaria requerida. Recuerde que el hierro de origen animal es más fácilmente asimilable por el organismo. Primeramente, nos encontramos con la morcilla oscura, el riñón, la carne y el pescado. Pero también los huevos, las lentejas y los frijoles blancos, las espinacas, el brócoli, los champiñones…Para el postre, una fruta o un producto lácteo vienen muy bien.

Régimen alimentario de la mujer embarazada: el 5to y el 6to mes

Régimen alimentario de la mujer embarazada: el 5to y el 6to mes

Usted se siente en forma, el peso de su vientre no le pesa todavía. Su bebé se mueve ahora, es necesario que usted siga un régimen alimentario para mujeres embarazadas para evitar las carencias de vitamina D y de calcio que consolidan sus huesos.

El calcio para la calidad de los dientes y los huesos

El calcio contenido en los productos lácteos es un componente esencial de los huesos y los dientes. También juega un papel en el funcionamiento de los músculos y el sistema nervioso, así como en la coagulación de la sangre y la actividad del corazón. Su bebé también lo necesita para formar sus huesos y los brotes dentarios. Usted debe comer lo suficiente (1.000 mg al día) o de tres a cuatro porciones diarias (leche, queso fresco, yogur, queso). Como el bebé va a recurrir a sus reservas, su organismo debe tener éxito en el establecimiento de esta transferencia, evitando su propia descalcificación. Por supuesto, otros alimentos contienen calcio, pero en menor cantidad: verduras, sardinas, almendras y albaricoques secos, algunas aguas minerales (Hepar, Contrex). El calcio de origen vegetal es menos asimilado y por lo tanto menos rentable para el bebé que el de los lácteos. Por último, un estudio estadounidense sugiere que la ingesta de calcio adicional durante el embarazo podría reducir el número de depresión posparto en las jóvenes embarazadas. Si le gusta y lo tolera, ¡beba abundante leche!

Este es el momento… de hacerle la guerra al estreñimiento

Durante el embarazo, el sistema digestivo funciona a cámara lenta, a menudo dando por resultado el estreñimiento, una situación muy frecuente dentro de los males del embarazo.

  • Beber mucho líquido, por lo menos un litro y medio de agua al día.
  • Comer alimentos ricos en fibra (pan integral, frutas y verduras).
  • Comer un poco de frutos secos al día.
  • Y no se olvide de hacer deporte durante el embarazo, como la marcha cotidiana, para estimular el movimiento intestinal.

Régimen alimentario de la mujer embarazada: el 7mo mes

Su bebé está aumentando de peso rápidamente. Está lleno de vitaminas, incluso por la noche… Recuerde aportarle durante el embarazo la energía, las vitaminas y los minerales que necesita.

Las grasas por un cerebro en buen funcionamiento

Los lípidos – principalmente los aceites, la mantequilla, la margarina, la crema fresca– proporcionan energía. La madre las almacenará en su propia grasa (especialmente en la cadera) para acumular reservas. Este almacenamiento es utilizado, especialmente durante el tercer trimestre del embarazo, para las necesidades del feto. El interés de ciertos lípidos está en su aporte en ácidos grasos esenciales (el famoso omega 3 y 6, complementarios), que tienen un papel importante en el desarrollo del feto, de cada órgano y especialmente en el cerebro. Los omegas 3 y 6 son aportados por los aceites de plantas y pescados. El aceite de girasol, el aceite de sésamo, el aceite de maíz y el aceite de oliva en cantidades más pequeñas, contienen omega 6. Los aceites de colza, de nueces, y los pescados grasos (el atún, la caballa, el salmón y las sardinas), son ricos en Omega 3. Como nuestra alimentación a menudo carece de omega 3, es suficiente variar los aceites y consumirlos crudos. En la ensalada, mezclar los aceites de oliva y de colza.

Cuidado con los antojos

Si sucumbe a ellos, puede ser porque usted no absorbe suficientes proteínas y carbohidratos que sacian por un momento, o porque eres muy golosa. Cuatro comidas balanceadas al día con un buen desayuno para empezar, deberían serle suficiente. Proporciónese una pequeña merienda a las 11:00 h. No dulces o barras de chocolate, sino más bien una rebanada de pan integral, un yogur, un huevo duro, unos palos de zanahoria, algunos frutos secos… cuidado con los croissant y el pan de chocolate, muy ricos en calorías y en grasas. La merienda es una verdadera merienda. Mejor un aperitivo compuesto por dos galletas que pueda consumir rápido en la oficina. El menú a elegir, queso fresco + fresas + pan integral + queso + una banana + un yogurt o dos rebanas de pan de especias con mantequilla.

Este es el momento… para dormir bien.

A finales del embarazo, cuando el vientre se vuelve muy pesado, es difícil conciliar el sueño. Y las preocupaciones sobre el desarrollo del parto que se aproxima no facilitan las cosas.

  • Evitar las cenas grasosas y abundantes que entorpecen y ralentizan la digestión.
  • Comer alimentos ricos en carbohidratos como la pasta, el arroz o las patatas.
  • Antes de ir a la cama, beber un té de hierbas o un vaso de leche caliente.

Régimen alimentario de la mujer embarazada: el 8vo y 9no mes

Este es el período previo a la gran cita. En las últimas semanas, el peso de su hijo aumenta considerablemente y sus necesidades de energía son más altas.

Agua, Agua

El agua es esencial para la vida, el 60% del cuerpo adulto está constituido de agua, más aún para el feto. Los riñones deben evacuar en la orina su propia basura, pero también la de su bebé. Si estas se acumulan en su cuerpo, sería perjudicial para ambos. Beber de un litro y medio a dos litros de agua (del grifo – si es potable – o agua de manantial) por día. Durante el embarazo el agua hidrata, combate el estreñimiento y las infecciones del tracto urinario, y participa en la renovación de líquido amniótico. El té y el café durante el embarazo están permitidos, pero son muy excitantes, y limitan la absorción de hierro. No exceda de tres tazas al día. Los jugos de frutas, sí, pero frescos y naturales, sin azúcar añadido. En cuanto al alcohol, usted lo ha excluido desde que sabe que está embarazada. Sus pequeñas moléculas cruzan rápidamente la placenta, que entonces ya no juega su papel de filtro. El alcohol tiene un impacto negativo en el desarrollo del feto, sus órganos y su cerebro. Adoptar un estilo de vida saludable durante el embarazo es esencial para su salud y la de su hijo por nacer.

Suplementos vitamínicos para embarazadas

¿Suplementos vitamínicos?

En especial, no por su propia iniciativa. Una dieta variada llena perfectamente sus necesidades de vitaminas y minerales durante el embarazo. Algunos suplementos vitamínicos contienen vitamina A, que, en dosis altas, puede causar malformaciones fetales. La administración de suplementos de vitamina D durante el embarazo es actualmente el único recomendado en Francia. Esto promueve el paso de calcio desde el intestino a la sangre y su fijación a los huesos, que limitará la fuga en la orina. Nos encontramos con la vitamina D en algunos alimentos (pescados grasos como la caballa, la yema de huevo, la mantequilla). La vitamina D se produce principalmente por la piel bajo la influencia del sol.

Este es el momento… para evitar la acidez estomacal

Muchas madres sufren de ardor de estómago, el ascenso de los fluidos gástricos ácidos.

  • Evitar los alimentos altos en grasa, alimentos irritantes o ácidos (especias, limón, vinagre, café…) y las comidas abundantes.
  • Dividir las comidas (los dolores son más fuertes cuando estamos en ayunas).
  • Tomar tiempo para masticar todos los alimentos, el trabajo del estómago se verá facilitado.

Y por la noche, acuéstese dos horas después de la cena. Gracias a la osteopatía, las futuras madres también pueden luchar contra las dolencias menores de embarazo.

Régimen alimentario de la mujer embarazada: ¿de dónde viene los antojos?

Sin previo aviso, los deseos caen sobre usted: el chocolate, las fresas, el queso… El agua entra en la boca y las papilas gustativas la ponen en todos los estados. Tenga la seguridad, usted no está sola, una gran número de futuras madres que les falta el magnesio se precipitan sobre el chocolate. Pero esta idea se ve socavada por otras: ¿por qué no se siente atraídas por los frijoles o los escargots, que también lo contienen?

La mayoría de los profesionales sugieren razones psicológicas: la madre transmitirá de esta forma una necesidad de atención. Lo que es seguro es que el olfato y el gusto se modifican durante el embarazo. Y que los deseos varían según el contexto cultural: ¡los estadounidenses y los japoneses no tienen los mismos deseos! Recuerde que todo con moderación: hay que comer bien durante el embarazo para estar sano. Pero sobre todo, no comer el doble o nutrirse principalmente de dulces.

Régimen alimentario de la mujer embarazada: tenga cuidado con la intoxicación alimentaria

Como la alimentación de la madre contribuye al buen desarrollo del feto, es lógico que en el caso de intoxicación, este se ve amenazado. Tome las precauciones, sobre todo con la llegada del verano, cuando el calor aumenta la propagación de gérmenes. La listeriosis puede causar aborto involuntario o septicemia en el recién nacido. Las señales son débiles, puede apreciarse una leve fiebre en la embarazada. Es imprescindible informar al médico que le recete, de ser necesario, los antibióticos. Alimentos a evitar: los quesos elaborados con leche cruda, la carne poco cocida, las carnes artesanales, el pescado crudo, los mariscos.

La toxoplasmosis es causada por un parásito (ubicado en la carne, la tierra y el cuerpo del gato) que puede llevar al aborto involuntario, muerte fetal o trastornos de los nervios o de los ojos en el bebé por nacer. Si usted no es inmune, algunas precauciones simples reducen al mínimo el riesgo de contaminación. Comer carne bien cocida y lavarse las manos después de toda manipulación, lavar las verduras (evitar los vegetales crudos fuera de la casa) y huir del contacto de los gatos.

Aprende más sobre esta dieta:

Los 10 alimentos con hierro más saludables para el embarazo

La buena alimentación es esencial para tener una vida saludable. Si nuestra dieta es equilibrada, tendremos todos los nutrientes necesarios para proteger nuestro organismo de enfermedades y otros males, tardando más en envejecer y teniendo mucha más energía. Si en el día a día de una …
LEER MÁS

Trimestres de la dieta para embarazadas

El menú del primer trimestre Su requerimiento de energía se mantiene casi sin cambios. Dependiendo de su actividad profesional y / o sus actividades físicas y deportivas, necesita 1.800-2.000 kcal por día. A pesar de las náuseas y /o vómitos presentes durante el primer trimestre del …
LEER MÁS

Recetas de la dieta para embarazadas con diabetes gestacional

La diabetes gestacional se define como una intolerancia a la glucosa, cuya gravedad varía y que es detectada por primera vez durante el embarazo. En Canadá, la diabetes gestacional se encuentra en de 2% a 4% de los embarazos y en Francia hasta el 6% de …
LEER MÁS

La dieta durante el embarazo

¡Felicitaciones por su embarazo! Pero cuidado de no ganar demasiado peso, mientras asegura el mantenimiento de sus necesidades nutricionales. Para ello, siga los consejos de nuestros especialistas. ¡Usted está embarazada y es una noticia maravillosa! Además de las pruebas de embarazo, ecografías, también será necesario vigilar …
LEER MÁS

La dieta después del embarazo

¿Usted tiene prisa por recuperar su figura luego de tener a su bebé? Con el método de Jean-Michel Borys, endocrinólogo y nutricionista, puede perder de 4 a 5 kg si está amamantando y de 2 a 3 kg si no está amamantando. Una dieta para comenzar …
LEER MÁS

Menú de la dieta para embarazadas con sobrepeso para no engordar

El embarazo es una etapa muy linda y a la vez difícil para la mujer. Si bien anuncia la llegada del ser que más amarán en su vida, su cuerpo cambia considerablemente, sobre todo si de peso se trata. La alimentación de la madre es determinante …
LEER MÁS
¿Te ha sido útil esta información?
(Sé la primera persona en votar)
¡Déjanos tu comentario!